Patologías

Alergia primaveral: síntomas en adultos, duración y tratamientos efectivos

Alergia primaveral

Congestión nasal, picazón en la garganta, irritación ocular… ¡la primavera ha irrumpido con fuerza! ¿Te suena familiar?

Mientras muchos esperan con ilusión su llegada, ya que marca el renacer de la naturaleza y el comienzo de días más largos y soleados, para quienes sufren de alergia primaveral, esta estación puede convertirse en una auténtica pesadilla debido a la liberación de polen al ambiente.

Si eres uno de esos adultos que, en lugar de disfrutar del perfume de las flores, te encuentras batallando contra estornudos y ojos llorosos, no dejes de leer este artículo. Aquí te ofrecemos algunos consejos para que puedas sacarle el máximo provecho a esta fantástica época del año.

La alergia primaveral, o como la llaman los médicos, rinitis alérgica estacional, afecta a un gran número de individuos cada año. Aunque los síntomas pueden diferir de una persona a otra, los más comunes son los estornudos constantes, además de la congestión y el goteo nasal.

Con frecuencia, los ojos también resultan afectados, manifestando molestias como picazón, enrojecimiento, lagrimeo e incluso una mayor sensibilidad a la luz. En casos más severos, las personas pueden experimentar dificultades para respirar y llegar a desarrollar asma.

El cansancio es otro de los síntomas asociados a la alergia primaveral en adultos. La congestión nasal constante puede dificultar el sueño reparador durante la noche, lo que lleva a experimentar un mayor agotamiento por el día.

Síntomas de la alergia primaveral

¿Cuánto dura la alergia primaveral?

La duración de la alergia primaveral varía dependiendo de la persona y de la intensidad del polen en el ambiente.

Por lo general, se estima que este tipo de rinitis se prolongue entre cuatro y seis semanas, aunque hay quienes pueden experimentar síntomas a lo largo de toda la primavera.

¿Hay algún tratamiento para la alergia primaveral?

Tratamientos para la alergia primaveral

Hay varios tratamientos disponibles diseñados para aliviar las manifestaciones de la alergia primaveral. Entre ellos se encuentran los medicamentos antihistamínicos, que bloquean la acción de la histamina, una molécula química responsable de los síntomas alérgicos. Pueden administrarse en forma de pastillas, jarabes o aerosoles nasales.

Los descongestionantes son otro tipo de fármaco que puede ayudar a reducir la congestión nasal y mejorar la respiración. Sin embargo, no se recomienda su uso por períodos prolongados, ya que pueden causar efectos secundarios.

Los corticosteroides nasales, por otro lado, reducen la inflamación y alivian los síntomas de la rinitis. Estos medicamentos deben ser recetados por un médico.

Finalmente, para tratar los síntomas oculares, como enrojecimiento y picazón, se pueden utilizar colirios específicos. Uno de estos colirios es Optiben Ojos Irritados, el cual lo tenemos disponible en la web de nuestra farmacia. Se trata de un producto muy fácil de aplicar que proporciona un alivio rápido y duradero a quienes sufren de molestias oculares como la irritación y sequedad ocular causadas por esta afección.

OPTIBEN OJOS IRRITADOS ESTERIL SEQUEDAD OCULAR FRASCO 15 ML

5,50

Optiben Ojos Irritados Estéril Sequedad Ocular Frasco 15ml es una solución oftálmica que ayuda a humectar y lubricar el ojo seco, así como a calmar la irritación ocular. Indicado en casos de sensación de sequedad del ojo y otras molestias, así como en la sensación de quemazón y fatiga ocular provocada por el humo, polvo, calor seco, aire acondicionado, uso del ordenador o las lentes de contacto.

  • Duración de 90 días una vez abierto.
  • Compatible con lentillas.

Remedios caseros y naturales para la alergia primaveral

Además de los tratamientos farmacológicos mencionados, existen diversas alternativas naturales que también sirven para reducir los síntomas.

Por ejemplo, se pueden realizar lavados nasales con una solución de agua tibia y sal para eliminar el polen y despejar la nariz.

Otra opción es aplicar compresas frías en los ojos para aliviar el enrojecimiento y la irritación ocular. Asimismo, es posible que el consumo de miel local fortalezca el sistema inmunológico y disminuya la sensibilidad al polen de la zona.

En cuanto a las infusiones, hay algunas, como la de ortiga, manzanilla o té verde, que ayudan a reducir los síntomas alérgicos debido a sus propiedades antiinflamatorias y antihistamínicas.

Consejos para prevenir y minimizar los síntomas de la alergia primaveral

Para evitar o reducir la aparición de síntomas alérgicos, es importante seguir ciertas pautas. Mantenerse informado sobre los niveles de polen en el ambiente y evitar salir al exterior en días de alta concentración es una de ellas.

También conviene cerrar las ventanas y puertas durante las horas pico de polinización para evitar que el polen entre en casa y, en algunos casos, utilizar un purificador de aire con filtro HEPA puede ser útil para eliminar el polen del ambiente interior.

Además, es aconsejable ducharse y cambiarse de ropa después de estar al aire libre para eliminar el polen que pueda haberse adherido al cuerpo y la ropa. De la misma manera, lavar frecuentemente las sábanas y fundas de almohadas contribuye a reducir la exposición al polen durante la noche.

En cualquier caso, lo mejor siempre es consultar con un profesional de la salud para recibir el tratamiento más adecuado según las propias necesidades y síntomas específicos.

Así pues, sigue estos consejos y, ¡no permitas que la alergia primaveral te robe el placer de disfrutar de esta maravillosa época del año!

Artículos relacionados