Dermocosmética

Dermatitis atópica: consejos y cremas para cuidar tu piel

Dermatitis atópica | Farmacia del Sagrario

La piel atópica es una enfermedad de la piel cuya principal característica es la sequedad, y puede ir desde una sequedad leve a severa. Tanto que puede dar lugar a unos signos como son descamación e irritación, que van a provocar picor y sensación de incomodidad y tirantez en la piel.

Las causas de la dermatitis atópica

Los expertos dicen que la causa principal es la genética, pero si bien es cierto que existen muchos factores externos que influyen como son los ambientales, alérgicos y alimenticios. Estos pueden desencadenar su aparición e incluso el agravamiento de la enfermedad.

Al ser de origen genético normalmente no se va a poder evitar, simplemente vamos a poder intentar controlarla o prevenirla luchando contra aquello que lo produce.

¿Dónde encontramos la dermatitis atópica?

Es una enfermedad que afecta en la mayoría de los casos a niños, pero que puede durar hasta la edad adulta. La incidencia en esta enfermedad va en aumento debido a las costumbres de vida, los contaminantes, el estrés y el sueño.

En los niños suele aparecer en zonas de la cara y en la flexión de las articulaciones, así como codos, rodillas, muñeca e incluso en cuero cabelludo y glúteos. En este caso se observa una piel muy fina, descamada y se desprende con facilidad.

En el caso de los adultos se observan en cara y cuerpo en general.

Infórmate de nuestro Consejo Dermofarmacéutico para valorar el estado de tu piel.

Recomendaciones para la dermatitis atópica

Como recomendaciones generales ante un paciente de este tipo encontramos:

  1. Evitar duchas largas con una temperatura alta.
  2. Evitar la sudoración excesiva.
  3. Evitar prendas que no transpiren; se recomienda usar prendas de algodón.
  4. Lavar la ropa nueva siempre antes de poner para eliminar productos usados en fabricación. La ropa debe ser lavada sin detergentes.
  5. Evitar el rascado de la piel.
  6. Cortar las uñas para evitar con el rascado la aparición de heridas.
  7. Aplicación de productos superhidratantes como son cremas emolientes, hidratantes y aceites de ducha. Los aceite de ducha harán un efecto de regeneración sobre la barrera lipídica de la piel.
  8. No frotar al secarse después del baño.

En un principio con estas recomendaciones la situación de la piel debería mejorar. Si esto no ocurriera se recomienda la asistencia a dermatólogos especializados en el tratamiento de esta afección.

Tratamientos para la dermatitis atópica

Normalmente los tratamientos que se recomiendan son combinación de las recomendaciones anteriores con corticoides suaves tópicos que harán que remita el dolor y la inflamación que suelen aparecer. A veces incluso es necesaria la combinación del tratamiento con antihistamínicos en comprimidos, para por vía oral poder controlar también el picor de la piel.

Pero como ya hemos comentado antes la prevención es mucho más importante, ya que podemos evitar estos brotes. Esto se logra con esos productos cosméticos superhidratantes que hemos comentado, aquí os dejamos algunos ejemplos:

Geles de baño para la dermatitis atópica

Normalmente los geles de baños que vamos a recomendar en estas situaciones son geles con textura oleosa que van a aportar a la piel, además de la hidratación, lípidos para la regeneración de la barrera cutánea que ayuda a hidratar como hemos dicho y a evitar la deshidratación de esta. Encontramos ejemplos como: Eucerin Atopi Oleogel y Xeracalm aceite limpiador.

Regenera además la barrera de la piel

Existen también geles de baño como en el caso del Gel lavante de Lipikar de La Roche Posay, que además de llevar activos calmantes presentan manteca de Karité en su composición para ayudar a la regeneración de la barrera de la piel.

También está indicado en zona íntima y en cuero cabelludo, que a veces son zonas que también se afectan por la atopia.

Lociones hidratantes para la dermatitis atópica

Las lociones hidratantes son muchísimas las que existen en el mercado, y la mayoría, como os comentábamos, se basan en la hidratación y recuperación de la barrera. En este caso os recomendamos optar por las siguientes:

Conclusión

Como hemos comentado anteriormente, la dermatitis atópica tiene cierto componente genético que la hacen casi imposible de evitar en ciertos casos, pero sí que se puede aliviar con el seguimiento de los consejos que hemos mostrado en este post. En caso de que tengas dudas con respecto al uso de algunos de los geles de ducha, o de alguna de las lociones hidratantes, ponte en contacto con nosotros y te las aclararemos encantados.

Puedes seguirnos en nuestras redes sociales para estar al día de todas las novedades que publicaremos en nuestro blog, y si tienes alguna duda con cualquier tema, puedes consultar a nuestro consejo dermofarmacéutico.

Artículos relacionados